Quieres escribir un libro? Aquí te dejamos algunos pasos a seguir…

Quieres escribir un libro? Aquí te dejamos algunos pasos a seguir… Escribir un libro con la intención de publicarlo, principalmente si es el primero, es una tarea compleja y exigente. Aquí te dejamos algunas sugerencias que te ayudarán a saber por dónde empezar y cómo organizar tu trabajo.

Quieres escribir un libro? Aquí te dejamos algunos pasos a seguir…

Escribir un libro con la intención de publicarlo, principalmente si es el primero, es una tarea compleja y exigente. Aquí te dejamos algunas sugerencias que te ayudarán a saber por dónde empezar y cómo organizar tu trabajo.

  1. Tema
    Si es el primer libro que escribes, el tema de la obra siempre debe ser sobre un suceso o realidad que creas que conoces bien. Sólo algunos escritores con mucha experiencia consiguen escribir bien y con éxito sobre algo que desconocen.
  2. Título
    El título de un libro, en especial si el autor no es un escritor consagrado, es fundamental para el éxito comercial de la obra, por lo que no lo puedes ver como algo secundario. Sin embargo, aunque sientas que aún no has llegado al título ideal, muchas veces es una ayuda utilizar un título provisional que sirva de punto de partida para tu idea. Es normal que el primer título sea débil si hablamos de presentar tu trabajo al público. Pero aún así, ese título provisional será normalmente una referencia importante para el desarrollo del trabajo que te has propuesto hacer.
  3. Plan
    Elaborar un plan para el libro determinando sus capítulos, como si fuera una especie de índice, es esencial para mantener la estructura de la obra bajo control. Es normal que, al desarrollar tu trabajo, borres algunos capítulos y añadas otros, o que cambies su contenido o el orden. Aunque esto ocurra, ese plan inicial es una herramienta muy útil e importante para que puedas finalizar bien tu proyecto.
  4. Trama
    Es imprescindible crear una trama consistente para contar una historia. Deberás también pensar en varios sub- tramas paralelas que se vayan desarrollando alrededor de la narrativa principal, pues estos pequeños trucos enriquecerán la obra y la harán más apelativa.
  5. Trabajar los capítulos
    Escribe con frecuencia, durante una hora como mínimo, aunque no se pueda después aprovechar mucho de lo que escribiste. Trabaja los capítulos uno a uno y establece plazos para terminarlos. Definir objetivos ayudará a ver la escrita no sólo como algo que se hace en los tiempos libres, pero también como una tarea importante que se quiere concluir.
  6. Releer lo escrito
    Al final de cada capítulo lee lo que escribiste y procura corregir los errores ortográficos, gramaticales, las repeticiones, y todo lo que no está tan bien como querías. Muchos autores consiguen poner su obra más fluida cuando la leen en voz alta.
  7. Apuntes
    Las ideas, ya sean para el enredo, para los personajes o para los escenarios, van apareciendo gradualmente y muchas veces cuando menos te lo esperas. Por esta razón muchos escritores siempre llevan con ellos un pequeño bloc o cuaderno para apuntar ideas que vayan apareciendo y que podrán ser incluidas en el libro.

 

Deja un comentario