Observaciones para maquetar una tesis (y ahorrar disgustos)

Observaciones para maquetar una tesis

Observaciones para maquetar una tesis (y ahorrar disgustos)

Entonces iniciemos con las Observaciones para maquetar una tesis. Entre los servicios de diseño y maquetación que ofrecemos, también se encuentra el de maquetar una tesis, una tesina, una monografía o un informe técnico o científico. Este servicio, por la naturaleza de la publicación, cuenta con algunas características distintas de la maquetación de libros. Si tienes que dar forma a tu tesis, sugiero que leas esta entrada para evitar disgustos y, sobre todo, para ahorrar tiempo.

Organizar, investigar, desarrollar y redactar una tesis es una labor complicada y extensa. Si lo has hecho o estás haciéndolo, sabes sobre lo que estoy hablando. ¿Tirarías a la basura todo este trabajo por una maquetación deficiente o errónea? ¡Seguro que no! Antes de entrar en tema, por favor, considera que:

  • Maquetar una tesis no se hace en dos días: no esperes a que falte una semana para la fecha de entrega para empezar a maquetarla o pedir presupuestos para que alguien lo realice. En pocos días no se puede maquetar una tesis, enviar pruebas, hacer e introducir correcciones, imprimirla y encuadernarla.
  • Permite que te asesoren: si has decidido que un profesional se encargue del diseño y la maquetación de tu tesis, confía en sus consejos y en su criterio. Tú eres una persona experta en la materia que trata la tesis, el profesional lo es de la edición de publicaciones.

Existe un factor fundamental en el que algunos tesistas no reparan. Y es justo en este punto donde pueden llevarse el primer disgusto con la tesis: que no sea aceptada porque esta no sigue las normas específicas de formato de tesis fijadas por la universidad.

Por tanto, lo primero que debes averiguar, antes de maquetar una tesis, es si la universidad donde la presentarás tiene un reglamento de tesis.

Por ello las siguientes observaciones para maquetar una tesis

Normas de redacción para maquetar una tesis

No existe un estándar que se pueda aplicar a todas las tesis, porque cada centro educativo establece sus propias normas de redacción y maquetación. Por tanto, averigua en tu universidad o escuela cuáles son las normas de elaboración y presentación de tesis.

De la misma forma que los centros educativos establecen un procedimiento de tesis (inscripción del tema, designación de un director, etc.) también fijan las normas de redacción de una tesis. Las normas de redacción versan sobre la estructura formal de una tesis, sobre cómo debe estar organizada y cómo debe ser presentada.

En algunas ocasiones, estas normas puede ser una recomendación u orientación, como es el caso de la Guía recomendada del formato de presentación de la tesis de la Universidad de Santiago de Compostela. En otros, una obligación recogida en una normativa institucional, como es el caso de la Universitat Politècncia de València.

Otro ejemplo: las Normas de redacción de la tesis doctoral de la Universidad Politécnica de Madrid especifican cuestiones con sumo detalle. Tal es el caso de los títulos de los capítulos deben ir en letras mayúsculas y la numeración de los capítulos debe ser arábiga. Incluso se especifica la ubicación de los números de página.

Pregunta si la universidad dispone una plantilla de tesis (tal vez esa información no la encuentras en Internet y resulta que sí existe tal plantilla). Esto puede facilitarte enormemente la tarea cuando empieces a maquetar una tesis: no tendrás que elegir tipografías, crear estilos ni organizar la estructura de la tesis; todo esto se incluye en la plantilla.

Dos ejemplos: plantilla de tesis de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicación de la Universidad de Málaga, y plantilla de tesis de la Universidad Nacional de Colombia.

Es de alta importancia las siguientes observaciones para maquetar una tesis

¿Con qué programa maquetar una tesis?

Las tesis se redactan en un procesador de texto, normalmente en Word o en OpenOffice; también pueden ser maquetadas en Word.

Debido a la naturaleza de la publicación, Word tal vez sea mejor opción que Indesign o Scribus. Si tú mismo quieres realizar la maquetación, aprender a utilizar un programa específico para esta tarea te llevará más tiempo del que inicialmente piensas, ya ni hablar si la tesis lleva cuadros y gráficos. Si no sabes utilizar Indesign o Scribus y no tienes el programa instalado en el ordenador, más razón para hacerlo en Word.

Es probable que debas efectuar correcciones, que debas incluir alguna información que has olvidado o bien cambiar un título que has detectado no posee la jerarquía que le corresponde. Todo esto será más fácil de corregir si das formato a la tesis en Word.

Incluso si contratas un servicio profesional de maquetación, para una corrección de último momento que puedes realizar tú mismo, será más práctico que la tesis esté maquetada en Word. Una vez que efectúes los cambios y correcciones que necesites podrás exportar la tesis a formato PDF sin problemas, incluso con resolución de impresión.

Algunos pueden argüir que una maquetación profesional no puede realizarse en un procesador de texto. Coincido en que no es la más bella de las opciones, pero disiento en que no pueda realizarse. Sí se puede maquetar una tesis en Word y que esta posea un aspecto profesional.

Solo hay que tener pericia con las herramientas del programa y sacarle partido al procesador de texto, sin dejar de aplicarlos requisitos básicos del diseño editorial. Para ello, sugiero que leas este recopilatorio de entradas sobre Word. Independientemente del programa que se utilice para maquetar una tesis, es fundamental emplear los estilos.

Estos ahorran tiempo, permiten realizar cambios generales en uno pocos clics, ayudan a unificar el criterio estético del documento y son imprescindibles para crear una tabla de contenido y los índices. Presentar una tesis que sigue las normas editoriales establecidas por la institución es empezar con el pie derecho. Esto denota que has reparado en el reglamento y, con seguridad, al tribunal eso le agrada.

Esperamos que las anteriores Observaciones para maquetar una tesis, les sean de gran utilidad, recuerda compartir en las redes sociales. Gracias.

Por Mariana Eguaras

Conoce nuestros servicios de diseño editorial 

Deja un comentario